¿Cómo son los habitantes de la Red?

Según el grado de participación en la Web eres creador, crítico, coleccionista, sociable, espectador o inactivo. Descubre tu perfil y cómo influyes en el ciberespacio

A lo largo de la historia, las comunidades se han estructurado conforme a unas clases sociales y en función a la que pertenecías tenías más o menos capacidad de decidir sobre tu vida e influir en el entorno. Formar parte de una u otra dependía del origen familiar, o bien del poder económico.

Sin embargo, en el ciberespacio los usuarios se clasifican de acuerdo al nivel de participación y el uso de la creatividad.  Cuánta más participación, contenidos se creen, se consuma y se compartan mayor oportunidad de influir en la Web. Como consecuencia de este hecho, la Red se estructura con los que se conoce como la escalera de Forrester. Cada uno de sus peldaños corresponde a un perfil socio- tecnográfico que posee unas características propias.

A diferencias de la pirámide social, esta nueva distribución no limita ningún espacio. Todos tienen la libertad y la capacidad para pasar de un escalón a otro sólo se tiene que ser más activo en el ciberespacio, es decir, únicamente hay que construir más conocimiento, consumir más información y compartir las creaciones como una audiencia crítica.

aines
Podemos ver, como el uso de las herramientas y el nivel de participación determinan un grupo u otro. No se excluyen, sino que se complementan.

Charlene Li y Josh Bernoff (2008) explican la clasificación de la escalera de Forrester:

Los creadores, son aquellos consumidores online que al menos publican una vez al mes una entrada de blog, un artículo online, administran una página web o cuelgan contenido de vídeo o audio en sitios como youTube.

– Los críticos, son aquellos que reaccionan ante un contenido online; participan con sus comentarios en blogs o foros, pulicán puntuación a productos y críticas o editan wikis.

– Se llama coleccionista a ese grupo que guarda URL y etiquetas en servicios de almacenamiento de favoritos como del·icio·us, Digg o utilizan fuentes RSS. Este acto de recoger y agregar información desempeña un papel vital en la organización de la tremenda cantidad de contenidos que producen los creadores y los críticos.

Los sociables son aquellos que participan o mantienen perfiles en redes sociales como Facebook o Myspace.

– Los espectadores consumen los que el resto produce, es decir, podcasts, videos online, críticas, blogs… Pertenecer a este grupo requiere muy poco esfuerzo, por ello es el más numeroso.

La Red, un mundo creado por los jóvenes

Como podemos ver en el cuadro que os adjunto, los adolescentes son el grupo social que más crea y esto se debe a que son ellos los que están dando forma a la Web. Sin embargo, es en esta ventaja donde se encuesta el principal inconveniente, pues, aunque los jóvenes entre 12 y 17 años son ávidos en el uso de las tecnologías y proclives a crear su propio contenido, no son dados a ser críticos o coleccionistas. Estos escalones son los más complicados, porque precisan del dominio de unas habilidades que convierten al individuo en un ser libre y no un mero reproductor de mensajes mediáticos. Estas competencias únicamente pueden ser potenciadas por la labor docente.

Por lo tanto, para llegar a este público es necesario apelar a su necesidad de auto- expresión y qué mejor manera de hacerlo que a través de la creatividad.

El gráfico nos devela más datos interesantes. Los jóvenes ocupan un porcentaje ligeramente mayor en el perfil social que en el de espectador. Esto responde a una característica que subraya, que son un grupo activo ante cualquier contenido de la Red. Esto explica por qué las campañas virales tienen como público objetivo a este target.

aines

El bajo porcentaje en el escalón de los coleccionistas refleja una realidad preocupante. Mientras que son los más activos en este universo informativo no saben qué hacer con el contenido que les llega, por lo que se pierden muchas oportunidades de aprendizaje. Nuevamente los educadores tienen una función fundamental: escuchar y entender la naturaleza de la nueva generación y reconducir su potencial hacia un camino, donde el aprendizaje no tenga fecha de caducidad.

Más información en: http://www.icsd.aegean.gr/website_files/proptyxiako/277846938.pdf

Leave A Reply

Navigate