Conocer nos hace idiotas
Innovación educativaTIC y educomunicación

Conocer nos hace idiotas

Las nuevas tecnologías perfeccionan el conocimiento pero no lo crean

¿Estamos idiotizados? El consumo nos idiotiza, las TIC nos idiotizan, la clase media idiotiza a la sociedad. ¿Es posible que en la sociedad del conocimiento existan personas idiotas? La respuesta es sí.

Hannah Arendt fue la primera persona que utilizó el término de déficit de pensamiento para hacer referencia a ese estado en el que un individuo, a pesar de estar en pleno uso de sus capacidades, es incapaz de reflexionar.

aines

Hannah Arendt

Para explicar esta carencia, Arendt distingue entre conocer y pensar. El primer concepto consiste en la acumulación de datos que permite dar una resolución técnica a un problema. En cambio, pensar requiere la habilidad de interrelacionar esos datos con los valores y principios que rigen al hombre y a partir de ahí llegar a unas conclusiones. Por medio de este proceso, iniciamos un diálogo interno que nos ayuda a descubrirnos y descubrir a los demás.

Aunque hay experiencias positivas, la realidad es que el sistema educativo actual promueve el conocer frente al pensar. Los alumnos permanecen en un estado pasivo que les impide ser protagonistas de su aprendizaje.

Como consecuencia de ello se convierten, como dice Catherine L´Ecuyer, en enamorados de lo irrelevante. Personas sin capacidad crítica, que se transforman en adultos conformistas, idiotizados por el conocer.

Alfabetizados antes que usuarios

La educomunicación lleva muchos años alertando de la necesidad de educar en medios, sin embargo, este tema sigue siendo una asignatura pendiente.

Se culpa a las TIC, al igual que antes a la televisión, de ser los causantes del deterioro de la educación. Sin embargo, la mayor parte de las instituciones educativas se han zambullido en la Red sin haber desarrollado una alfabetización digital previa.

Al contrario de lo que pueda parecer ésta se da fuera de las pantallas y en muchos casos alejada de las aulas. Tiene más que ver con pensar que con conocer y consiste en:aines

  • Eliminar la multitarea y fomentar la atención plena.
  • Reducir los estímulos externos y promover el desarrollo de la sensibilidad.
  • Incentivar la fuerza de voluntad frente a la gratificación.
  • Ayudar a que entiendan que sus actos tienen consecuencias y pueden hacer que las cosas cambien.
  • Motivar a través del servicio a los demás para que actúen pensando en para qué y por qué de sus actuaciones.
  • Animar la creación de relaciones interpersonales de calidad, que ayuden al niño a confiar en el mundo que le rodea.
  • Aprender a diferenciar entre los principios y los valores como medio para reconocer lo bueno y lo verdadero.

Una vez que los estudiantes han adquirido estas competencias es el momento de dar el salto a la Red. Sólo así el conocer nos hará libres.

Las redes sociales, una oportunidad para pensar

Debemos hacer una distinción entre las redes sociales y los servicios de redes. Las primeras han existido siempre. Así lo demuestra el estudio realizado por James Fowler y Nicholas Christakis.

En cuanto a los servicios de redes sociales, tales como Facebook, Twitter o Pinterest, entre otros, son espacios nacidos de Internet que facilitan la visualización de las relaciones que existen entre las personas y esta visualización es lo que resulta realmente revolucionario, ya que, surge la posibilidad de amplificar nuestras opciones laborales, formativas y culturales.

Su finalidad es crear comunidades de personas con el objetivo de ponerlas en contacto, intercambiar informaciones y experiencias, así como, participar en la consecución de un objetivo común.

En el caso de los colegios, las redes sociales pueden abarcar desde el aula hasta la relación con las familias, entidades educativas e incluso el entorno socio-económico. Los beneficios son cuantiosos entre los que destacan:

  • Oportunidad de auto-expresión
  • Desarrollo de la creatividad
  • Adquisición de competencias digitales
  • Espacio de comunicación entre los diferentes agentes educativos

El mayor inconveniente del servicio se refiere a la privacidad, sobre todo, cuando el objeto de la misma son menores de edad. Este asunto se debe abordar con cuidado desde el principio, es decir, desde el momento en el que decidimos el tipo de red social que vamos a configurar.

Captura de pantalla 2015-11-11 a las 13.51.17

Fuente: Juan Jose de Haro

ENLACES DE INTERÉS

Déficit de pensamiento:

http://www.uv.es/iued/actividades/articulos/marrades.htm

http://unamujerunavoz.org/banalidad-mal-hannah-arendt/

Banalidad del mal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.