el juego

1 Posts Back Home

Enseñar a bolsillo lleno

Nunca asistí a una clase tan concurrida y mucho menos a una donde los alumnos apenas pestañeaban por miedo a perderse una coma del maestro. Y es que, no todos los días se tiene la oportunidad de escuchar a Francesco Tonucci, Frato para los amigos. Llegó sobre una ola de aplausos pero se acomodó en la mesa como quien llega a casa de un hermano. Empezó a hablar y sus palabras se llenaron de las voces de otros eruditos como Oliver Sacks o Lorenzo Milano. Sin embargo, fue Gabriel García Márquez quien se sentó junto a él “ (…) si a un niño se le pone frente a una serie de juguetes diversos, terminará por quedarse con uno que le guste más. Creo que esa preferencia no es casual, sino que revela en el niño una vocación y una aptitud que tal vez pasarían inadvertidas para sus padres despistados y…

Navigate