Un vestido nuevo para la escuela tradicional

Algunos centros esconden sus métodos conservadores bajo el nombre de figuras representativas de la escuela nueva

La mona aunque se vista de seda, mona se queda. Y los centros que se llaman nuevos, en ocasiones no son más que los de siempre. Es muy posible que si te menciono, por ejemplo, escuelas Monstessori sepas a qué me refiero. Pero, ¿sabrías decir quién era? ¿Conoces sus aportaciones pedagógicas?¿Reconocerías un colegio con sus principios de otro que sólo lleva su nombre?
La Web y las redes sociales están llenas de referencias a métodos innovadores que rompen con el sistema educativo existente o al menos eso nos quieren hacer pensar. La realidad es que la mayor parte de ellos sólo tienen de renovadores el nombre. Basta con ver su metodología para comprobar la falacia. Sin embargo, muchas familias caen en esa mentira. Llevan a sus hijos a escuelas, cuyos precios desorbitados y estrategia de marca les hacen pensar que han descubierto el eslabón perdido.

Y quién no caería. Todos sabemos que la educación es mucho más que un pupitre y una clase magistral. ¿Cuál es la clave? ¿Dónde está el centro estrella? Una profesora me dio un sabio consejo, que hoy quiero compartir con vosotros. Si quieres saber si la escuela donde llevas a tu hijo es buena, mira cómo sale del colegio. Si su ropa está impoluta y su cara y manos relucientes, es el peor centro del mundo.

AINES

¿Qué es la escuela nueva?

Aunque parezca que todos estos modelos nacen de la actualidad, la realidad es que son tan antiguos como Rosseau, Comenius, Pestalozzi o Fröebel. Ellos fueron los pensadores que establecieron las bases de un movimiento pedagógico que surgió a finales del siglo XIX y que se llamó escuela nueva.

Sus principios se oponen a la escuela tradicional, ya que consideran que el colegio no es una preparación para la vida, sino que es la vida misma. El aprendizaje es un proceso que se adquiere por medio de la experimentación, así como de un contacto continuo con la naturaleza y el entorno. La eficacia del mismo depende de cómo se enfoque hacia las particularidades de cada niño.

ESCUELA NUEVA ESCUELA TRADICIONAL
Atención personalizada Atención homogénea
Socialización. Se promueve la cooperación y colaboración Pasividad. El alumno es un recipiente vacío que hay que llenar.
Globalización (aprendizaje basado en los intereses, contacto con la realidad, estilos de aprendizaje). Creatividad y autoaprendizaje Enciclopedismo. El manual es el único medio de llegar al aprendizaje.
El niño es el protagonista de la actividad educativa Magistrocentrismo. El maestro es el protagonista.
La satisfacción como medio de motivación (interna), el sentido como medio de motivación (trascendental) El castigo como medio de motivación (externa)

Aportaciones

Algunos de los precursores más representativos han sido: María Montessori, las hermanas Agazzi, Freinet y Decroly.

  1. María Montessori: “No me sigan a mí, sigan al niño”
  • Educación de los sentidos
  • Observación sistemática del niño (capacidad de aprender sin esfuerzo)
  • Materiales estructurados para desarrollar los procesos del pensamiento
  1. Hermanas Agazzi: “Preparar para la vida haciendo vivir”
  • El medio como elemento principal de estímulos
  • Materiales de la vida cotidiana como vehículo para la adquisición de competencias. Promueve el desarrollo de los rincones
  1. Ovide Decroly: “La escuela debe ser para el niño, no el niño para la escuela”
  • Aprendizaje globalizado (el mundo como un todo)
  • Aprendizaje diferenciado según la diversidad
  • Centros de interés. El proceso de enseñanza- aprendizaje parte de aquello que llama la atención al niño.
  1. Celestin Freinet: “La democracia de mañana se prepara con la democracia en la escuela”
  • Escuela activa y participativa.
  • Técnica de proyectos
  • Espacios abiertos

Enlace de interés

Documental la escuela española a lo largo de 60 años
Evolución de la escuela española. Fuente: RTVE

 

Leave A Reply

Navigate